El desafío de situar a los vinos españoles en el sector exclusivo de los mercados internacionales comenzó en 1993. Javier Ruiz de Galarreta estaba convencido de que las bodegas familiares de alto nivel poseían un gran potencial para los mercados de exportación, por lo que fundó una compañía común de exportación para las fincas de alta calidad de la Rioja Alavesa y otras zonas productoras de vino líderes en España.

Veinte años más tarde se lleva a cabo una celebración. Fiel a su filosofía inicial, Javier Galarreta ha seleccionado excelentes viñedos y unas modernas instalaciones para producir un cava «diferente». Desde 2009, se dedica a viajar por Cataluña buscando socios capaces de producir un vino espumoso elegante y fresco. En el corazón del Penedès halló finalmente los viñedos y las calidades que buscaba para elaborar ese estilo de vino. Durante el proceso, falleció en julio de 2010 la madre de Javier, Conchi, quien no llegó a probar y saborear el fruto del último desafío de su hijo. Villa Conchi no solo es un cava moderno y elegante, muestra de lo que puede ofrecer España, sino también un homenaje a una mujer que siempre fue fuente de inspiración en elegancia y distinción.