VENDIMIA

En Toro, las temperaturas de verano fueron más bajas de lo habitual y sólo se elevaron más de 40°C en unos pocos días, que compensaron las condiciones secas. Noches más frescas desde mediados de agosto también ayudaron a las vides a alcanzar la maduración óptima en las seis semanas previas a la cosecha -que se llevó a cabo entre el 19 de septiembre y el 10 de octubre-.

Uvas maduras de Tempranillo (Tinta de Toro), los racimos eran pequeños y sueltos y con unas condiciones saludables.

Los rendimientos fueron bajos, pero los vinos muestran un color intenso, buen perfil de fruta y taninos maduros, que ayudan a lograr la redondez y el buen sabor de boca en los vinos terminados. El verano más fresco también dio lugar a niveles de alcohol ligeramente más bajos y una acidez ligeramente superior y esto es un buen augurio para la calidad en los vinos destinados al envejecimiento.

VINIFICACIÓN

El mosto fue sometido a una maceración en frío a 10ºC durante cuatro días antes de la fermentación, que tuvo lugar entre 24 y 26ºC. El período total de maceración duró aproximadamente 15 días.

ENVEJECIMIENTO

Este vino fue envejecido durante cuatro meses en barricas de roble americano de menos de cuatro años.

NOTAS DE CATA

Color: Atractivo color cereza oscuro con toques de color carmesí oscuro en los bordes.
Nariz: Frutas maduras con matices de ciruelas y pasas. Matices balsámicos con reminiscencias de especias y vainilla.
Boca: Fresco y bien estructurada con un bonito final amargo.
Maridaje: Combina bien con cualquier tipo de carne, asados, quesos y mariscos en salsas.

LATEST