Este vino nace de la selección de dos parcelas de la variedad Hondarrabi Zerratia de las que cosechan uvas de excelente calidad y un fantástico potencial de evolución. Se decidió elaborar con ellas un nuevo concepto de txakoli; Un txakoli con una larga crianza sobre sus lías que criaron en dos depósitos diferentes, de ahí su nombre; Gorka, de 2 depósitos procedentes de 2 viñedos.

VENDIMIA

La cosecha es particular al final del ciclo vegetativo, por la sequía y el viento sur. Esto hace que la acumulación natural de azucares de las uvas sean acompañadas por una concentración por perdida de agua, lo que origina que se cosechen las uvas con un buen nivel de alcohol pero con algo más de acidez de lo habitual, lo cual resulta excelente para los Basque White Wines de crianza como es el G22. Las uvas, en este caso exclusivamente de la variedad Hondarrabi Zerratia, se vendimian a  mano en cajas de 15 kilos, siendo trasladadas a bodega a la mayor brevedad posible desde el corte.

VINIFICACIÓN

La uva se despalilla en frió a 14ºC para someterla a una maceración prefermentativa en atmosfera inerte de CO2 durante 12 horas, tras la cual se realiza un prensado suave mediante prensas neumáticas. Tras un desfangado estático de 36 horas, a 10º C y en atmosfera inerte, se separa la parte más pura del mosto para ser fermentado a 14º C. Finalizada la fermentación alcohólica los vinos son trasegados y catados.

ENVEJECIMIENTO

Cuando todavía las lías finas están suspendidas en el vino, se inicia la crianza sobre lías que se prolonga durante 8 meses, realizando el battonage manualmente los depósitos 1 vez al día los tres primeros meses, tras lo cual se baja la cadencia del battonage hasta terminar la crianza. Una vez finalizada la crianza se retiraran las levaduras del vino mediante un trasiego, a continuación se inician las labores de clarificación y limpieza de este, que implican 4 meses más de permanencia en depósitos. El G22 By Gorka Izagirre se embotella 12 meses después de su vendimia siguiendo su proceso de maduración durante aproximadamente 6 meses más antes de salir al mercado.

NOTAS DE CATA

Color: Limpio, iridiscente, con presencia sumamente elegante. Ropaje amarillo con reflejos verdes, intensos y brillantes que resaltan su frescura.
Nariz: Intenso y persistente. Un inicio de pera, manzana madura y pomelo rosa. Segundo nivel, mayor complejidad combinando esencias florales blancas con recuerdos de toronjil, tila, ortiga blanca y semillas de hinojo.
Boca: Ataque amable y sutil. La sensación siempre agradable de fruta va dejando paso a esencias florales y balsámicas. Gran complejidad.
Maridaje: G22 es un txakoli más maduro, que aúna estructura e intensidad con la frescura que le aporta ese punto de acidez que le confiere esa fantástica capacidad de evolución. Puede ser un perfecto vino de aperitivo pero donde brilla es en la mesa, acompañando mariscos, pescados con salsas potentes e incluso carnes.

LATEST