El objetivo
de Pago de Cirsus es hacer vinos de pago de la más alta calidad. Las 136 hectáreas de viñedos del sur están plantadas con Tempranillo, Merlot, Syrah, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Moscatel de grano pequeño. En medio de la propiedad se alza un castillo imponente y una bodega avanzada, que produce algunos de los vinos más reconocidos España. Todo está dispuesto para convertir a Cirsus en la próxima Denominación de Origen de Pago de España.

Su fundador,
eligió este lugar a las afueras de la localidad de Ablitas, en Navarra, por su orografía inclinada y sus suelos de arcilla ocre. Estos rasgos, combinado con su clima mediterráneo-continental, crean las condiciones óptimas para el cultivo de la vid. Para mejorar aún más la calidad, el rendimiento medio por hectárea se reduce intencionadamente muy por debajo de límite de la denominación para producir vinos concentrados con color profundo, excelente fruta y una estructura de gran alcance.