Nacida en 1964
en el pueblo de Manuel Quintano, el monje del siglo XVIII que trajo de Burdeos las primeras técnicas de envejecimiento del vino que se aplicaron en España, Bodegas y Viñedos Labastida continíua ese espíritu pionero. Con todo, además de lo avanzado de las instalaciones, que cuentan con lo último en tecnología de vinificación, es el viñedo del municipio de Labastida lo que realmente distingue a esta bodega. Sus más de 500 hectáreas están ubicadas entre las orillas del río Ebro y el pie de las montañas de la Sierra de Cantabria ,en una de las zonas más exclusivas y privilegiadas de toda la región. Las viñas están protegidas de los vientos del Atlántico y la lluvia mientras disfrutan de corrientes de aire caliente traídos desde el Mediterráneo por el Ebro. El resultado es una proporción ideal de precipitación, con días cálidos y noches frescas que convierten al viñedo de Labastida en uno de los mejores de Rioja Alavesa.