Bodegas Amaren
nació en la vendimia de 1995 como un homenaje a Ángeles, madre de Juan Luis Cañas. Trabajadora y la bodega de la familia.

Amaren
es la búsqueda de la perfección en todos los campos. El viñedo, la selección de la fruta, la elaboración y el envejecimiento son procesos extremadamente cuidados a fin de lograr vinos que aporten emoción y placer. Las uvas utilizadas para producir los vinos de Amaren provienen de pequeñas parcelas de viña vieja ubicadas en laderas y terrazas y tratadas para obtener un rendimiento bajo y de calidad excepcional. La cosecha se realiza manualmente y siempre con el máximo respeto por el medio ambiente. Dado que la calidad es la esencia de los vinos de Amaren, éstos sólo están disponibles en las mejores añadas y siempre con una producción es limitada.